martes, 16 de diciembre de 2014

¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?

En una feria de animales, un hombre se decide a comprar un gallo alfa, para echarlo en su corral con las gallinas ponedoras. Después de ojear un gran número de ejemplares, se queda mirando a dos gallos, que tenía uno de los participantes en la feria, en una gran caja de madera y malla metálica. Después de mirarlos detenidamente durante un buen rato, le dice al dueño...

- Perdone, querría hacerle una pregunta. ¿Cuánto vale ese gallo?
El señor lo mira a la cara y le contesta...
- ¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?
El hombre decidido a comprar uno de los gallos le dice...
- El rojo, el rojo.
¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?

El hombre sin mirarle siquiera le dice:
- El rojo vale 150 euros.
El comprador pregunta de nuevo:
- ¿Y el blanco?
Despóticamente el vendedor le dice:
- El blanco también.
Continua el comprador haciendo preguntas al vendedor y le dice:
- Se ven muy grandes esos gallos ¿No? ¿Cuánto miden?
El señor lo vuelve a mirar a la cara y le contesta...
- ¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?
El hombre necesitado de comprar uno de los gallos le dice...
- El rojo, el rojo.
El hombre sin mirarle siquiera le dice:
- El rojo mide 40 centímetros.
El comprador pregunta de nuevo:
- ¿Y el blanco?
Despóticamente el vendedor le vuelve a decir:
- El blanco, también mide 40 centímetros.
¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?

Nuevamente el comprador, le vuelve a hacer una pregunta al vendedor.
- Perdone... Se ven muy fuertes esos gallos ¿No? ¿Son buenos peleando?
El señor vendedor lo mira a la cara y le contesta...
- ¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?
Alterado, el comprador le contesta...
- ¡¡¡Yo que sé oiga!!! ¡¡¡El rojo, el rojo!!!
Nuevamente el hombre, dándole la espalda y sin mirarle siquiera le dice:
- ¡¡¡Ufff el rojo es muy bueno peleando!!! ¡¡¡Donde va a parar!!! ¡¡¡Muy bueno!!!
¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?

El comprador pregunta de nuevo:
- ¿Y el blanco, como es el blanco?
Con una ironía descomunal, el vendedor le vuelve a decir:
- El blanco también.
Fuera de sí y sin poder aguantarse más, el comprador le dice al vendedor:
- ¡¡¡Me está usted sacando de mis casillas, oiga!!! ¡¡¡Váyase a la mierda!!! ¿Por qué cada vez que le pregunto algo de los gallos, me dice usted si el rojo o el blanco? ¡¡¡Al final siempre son los dos iguales!!!
Esta vez el vendedor, hace uso de su mano izquierda y le dice:
- ¡¡¡No seas jodío!!! ¡¡¡Es que el gallo rojo es mío!!!
El comprador aliviado le pregunta de nuevo:
- ¿Y el blanco?
Sin demorarse, le contesta el vendedor:

- ¡¡¡El blanco también!!!

¿Cuál de ellos, el rojo o el blanco?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR