viernes, 21 de marzo de 2014

Un súper ordenador médico

Un hombre de 40 años de edad, se queja de sentir un fuerte e intenso dolor, en la mano derecha. 
Como no consigue quitarse el dolor con analgésicos, llama a su amigo de confianza y le cuenta, que como no puede aguantar más el dolor, se va corriendo a ver a un médico de urgencias.
El amigo cuando habla con él le dice:

- Pedro... ¿Por qué vas a ir al médico de urgencias? Ahora hay un súper ordenador médico en el centro comercial, que puede diagnosticar cualquier enfermedad, y es mucho más económico y fiable, que cualquier médico especialista.

Mira... Vete a una farmacia, compra un envase para análisis de orina, y con una moneda de 2 euros que es lo que vale la maquina, verás cómo te soluciona tu doloroso problema.
Pedro se queda pensativo y mientras va a su casa, piensa en el consejo de su amigo Pepe.
- Por mal que funcione el ordenador ese, sólo me costará dos euros, y el precio del bote para orina.
Así que Pedro coge, y se va a comprar el bote a la farmacia más cercana.
Al día siguiente, va al centro comercial con el bote de  orina, lo introduce en el súper ordenador médico, echa la moneda de 2 euros, y...
El súper ordenador médico, comienza a analizar el bote de orina, preparar las tablas de datos analíticos, los leds se ponen a parpadear intermitentemente y finalmente, sale una hoja impresa que lleva  el siguiente texto informativo:
un súper ordenador médico
Diagnóstico clínico: Inflamación de los tendones prensores, de los dedos corazón y anular, de la mano derecha.
Prescripción médica: Sumerja la mano en baños alternativos de agua fría y agua caliente, durante dos semanas como mínimo, terminando siempre con el baño de agua caliente.
Evite hacer esfuerzos con la mano, y realizar cualquier trabajo pesado, que someta a la mano a esfuerzos innecesarios.
Pedro no se puede creer lo que está leyendo, realmente el súper ordenador médico... ¡¡¡Funciona!!!

Pedro, mira una y otra vez el papel salido del súper ordenador médico, no da crédito a lo que acaba de ver con sus propios ojos. Realmente la ciencia, está dando pasos de gigante en el diagnostico clínico.

Pero poco tiempo después, se le ocurre una maquiavélica idea, que hace que comiencen a venirle dudas, con respecto a su familia.
A la mañana siguiente, compra un nuevo vaso de muestras para análisis de orina, primero le mete un poco de agua del grifo y la mezcla con un poco de babas de su perro. 
Después recoge orina de su mujer, una compresa usada y manchada de sangre de su hija, y lo mezcla también.
Por último -y para completar- se masturba echando el semen dentro del recipiente.
Cuando tiene lleno el vaso, lo agita enérgicamente para mezclarlo bien, se dirige al centro comercial, introduce el vasito y los 2 euros en el súper ordenador médico y...
La máquina comienza de nuevo a trabajar, esta vez, las luces parpadean más rápida e intensamente, el ruido se hace más y más fuerte, las luces centellean cada vez con más intensidad,
parece que todo el ordenador va a explotar y... ¡¡¡Por fin!!!

Del súper ordenador médico sale un papel impreso, que trae escrito el siguiente dictamen médico:

Diagnóstico clínico: El agua de su grifo contiene mucha cal.
Prescripción médica: Compre un filtro osmótico anti calcáreo.
Diagnóstico clínico: Su perro padece un cuadro parasitario (tiene lombrices).
Prescripción médica: Dele un tratamiento contra las lombrices.
Diagnóstico clínico: Su hija es cocainómana, sufre una gran adicción a dicha sustancia.
Prescripción médica: Sométala inmediatamente a una cura de desintoxicación.
Diagnóstico clínico: Su mujer está embarazada de gemelos, de los cuales, usted no es el padre.
Prescripción médica: Consulte rápidamente a un abogado de confianza, y tramite el divorcio por infidelidad.

Un último consejo: Deje de masturbarse o en caso contrario, la tendinitis de la mano derecha, no tendrá ninguna mejoría.

un súper ordenador médico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR