martes, 2 de junio de 2015

Me duele mucho el PP doctor

Una votante del PP madrileño, -tras las votaciones del día 24/05/2015- se siente tan mal y con tantas molestias en general, que decide ir a que le vea su médico de cabecera.
Al entrar en la consulta, saluda a su médico y se sienta frente a él diciéndole:

Me duele mucho el PP doctor


PACIENTE: Buenos días doctor.
DOCTOR: Buenos días señora. Dígame, ¿qué le ocurre?
P: Mire Ud. Resulta, que me duele mucho el PP doctor.
D: Comprendo ¿Y desde cuando tiene Ud. esos dolores?
P: Pues, me entraron súbitamente después de ver el escrutinio de las votaciones.
D: Bien, ¿le había ocurrido esto antes?
P: ¡Nunca doctor!
D: Veamos... normalmente, ¿cuando le duele, antes o después de las comidas?
P: Desde el domingo pasado, -justo después de votar-... ¡A todas horas doctor!
D: Muy bien, le voy a auscultar. Desabróchese la camisa y diga ¡Hola Don Mariano!
P: ¡Mariano, dimite ya!
D: Esto no me suena bien. Otra vez señora, ¡Hola Don Mariano!
P: ¡Mariano, dimite ya!
D: Vaya. Este caso parece complicado.
P: ¿Es grave doctor?
D: Aún es pronto para saberlo señora. Probemos algo diferente.
P: Usted dirá doctor, me pongo totalmente en sus manos.
¡Me estoy poniendo muy nerviosa!
D: Vamos señora, tranquilícese.
Inspire profundamente y diga... ¡Hola Condesa Esperanza!
P: ¡Espe vete ya!
D: Inspire profundamente -de nuevo- y diga... ¡Hola Condesa Esperanza!
P: ¡Espe vete ya!
D: Hagamos el último intento señora. Inspire profundamente y diga... ¡Excelentísima Rita Barberá!
P: ¡¡¡Que caloré me da mangar!!!
D: Intentémoslo de nuevo ¡Por favor!... Inspire profundamente y diga... ¡Excelentísima Rita Barberá! ¡¡Con convicción señora!!
P: ¡¡¡Que caloré me da mangar!!!
¡¡¡Doctor, no me sale nada de lo que usted me pide!!! ¿Que tengo?
D: Señora, me temo que tiene Vd. el mal de corruptébola.
¡Hay una fuerte epidemia en la ciudad!
Estimamos en más de un millón de personas, los afectados graves.
P: ¡No me asuste usted doctor! ¿me voy a morir?
D: No señora, en principio, su vida no corre peligro, pero tendrá síntomas muy fuertes y desagradables. ¡Con fuertes efectos secundarios!
Empezará por sentir desesperación, frustración continuada y ansiedad, luego pasará a un estado de gran irascibilidad. La mayor parte del tiempo, se sentirá perdida y defraudada.
P: ¿Cómo? Pero... ¿Esto tendrá cura, no doctor?
D: Es una nueva enfermedad y muy poco estudiada por el momento señora. Para explicárselo de forma sencilla y que usted lo entienda, la mayor parte del tiempo, sus efectos harán que se sienta cabreada como una mona, a la que le quitan el plátano que se iba a comer.
Después de esto, le viene un bajón súbito y un estado depresivo, para acabar en una falta de ilusión total por la política de derechas y la vida en sociedad.
P: ¿Qué puedo hacer doctor? ¡¡¡Yo quiero ser como antes!!!
D: Para empezar, los fines de semana, me coge Ud. a la familia y se va a alejar de la ciudad, yéndose -todos ustedes juntos- a espacios abiertos alejados de Madrid.
¡¡¡Muy importante!!!
¡¡¡Prohibidos la radio y la televisión!!!
¡¡¡Sobre todo la SEXTA y su programa "Al Rojo Vivo", y mucho menos, el programa del Gran Wyoming... "El Intermedio"!!!

Me duele mucho el PP doctor

Me duele mucho el PP doctor
Me duele mucho el PP doctor

De radio... ¡¡¡Totalmente prohibida la cadena Ser, y todos sus programas de noticias!!!


Me duele mucho el PP doctor

El periódico, -si lo leen- que sea solo el ABC, y me lo va a pedir sin páginas de noticias locales, autonómicas o nacionales. ¡Solo noticias deportivas, y lean solo las del Barça, o las del Atlético de Madrid!

Me duele mucho el PP doctor

P: ¿Tengo que seguir algún tratamiento más doctor?
D: ¡Sí! Me va a ver el video de las Elecciones Generales del 20 de noviembre de 2011, dos veces al día después de las comidas. Además, todos los días antes de acostarse, -durante un mes, sin falta- me va a ver dos veces seguidas, la aparición de Don José María Aznar, tras las elecciones generales del 3 de marzo de 1996 en la calle Génova 13.
Evite las discusiones políticas con los amigos, le voy a recetar una serie de respuestas típicas para evitarlas: 
"La política no me da de comer" 
"Yo soy apolítica, voto al que gobierna bien" 
"La política es un negocio, todos buscan un sillón" 
"Que gane el PSOE, o PODEMOS, es bueno para la ciudad"
P: Me ha dicho un amigo que tiene los mismos síntomas que yo, -que ha oído decir-, que para esto es bueno afiliarse a PODEMOS.

Me duele mucho el PP doctor

D: Uy, uy, uy... ¡¡¡Ni hablar, ni hablar!!!
Eso podría empeorar su estado considerablemente. Dígale a su amigo, que no se auto medique y que se pase por mi consulta. ¡Dígaselo por favor! 
¡¡¡Es muy importante atajar esta enfermedad, antes de que se extienda descontroladamente!!!
P: De acuerdo doctor, ¿Algo más?
D: ¡Lo más importante señora!
Evite bajo cualquier circunstancia, pasar por la calle Génova; allí está el foco y el epicentro de la epidemia.
P: Nada de calle Génova, muy bien, lo he entendido. Gracias doctor. ¡Ya estoy mucho más tranquila!
D: Nada señora, a mejorarse, y no olvide esto:
Que el PP y Mariano Rajoy...
P: ...no me dan de comer!!!
D: Eso es señora, ya lo tiene asimilado, adiós y que haya mejoría.
P: ¡Adiós doctor!
D: Adiós señora. Vuelva a pedir cita, cuando sea capaz de gritar sin tapujos...

Me duele mucho el PP doctor


"Trabajar, Hacer, Crecer, es la frase del PP"

Me duele mucho el PP doctor



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR