lunes, 23 de noviembre de 2015

El pene no le responde

Un hombre, va a casa de una amiga de su mujer, para echar una canita al aire.
La amiga, -que está impresionantemente buena, y es de lo más sexy que se despacha en mujer- le abre la puerta con un picardías blanco, transparente y que solo le tapaba un poco más abajo del ombligo.

El pene no le responde


Debajo, llevaba un conjunto de lencería también blanco, que solo tapaba lo imprescindible y dejaba adivinar todo lo demás.
Tomaron unas copas, escucharon música romántica, fueron entrando en situación, se fueron al dormitorio, y a la hora de la verdad, él se da cuenta, de que el pene no le responde para nada.
Al darse cuenta de la comprometida situación -y mostrándose bastante preocupado-, le dice a la amiga que lo espere un momento.

El pene no le responde

- Espérame un momento María. Voy un momento al baño, me preparo, y ahora mismo te doy lo tuyo con creces. 
Va al baño, y entre las prisas y la oscuridad reinante, busca en el botiquín algo que le ayude a solucionar el terrible problema que se le ha presentado.
Tocándolo todo con prisas y nerviosismo, encuentra un pequeño tarrito con pomada, que huele bastante fuerte y tiene textura aceitosa. Se la unta generosamente por todo el miembro, y…

El pene no le responde

- ¡¡¡Qué maravilla, esto está para romper nueces!!!
Como si de un milagro se tratase, la crema le devuelve al instante todo su vigor juvenil.
Jamás se había tocado el miembro, con ese tacto de dureza y textura venosa. Aquello parecía un tenor dando el Do de pecho. 
¡¡¡Tenia las venas a reventar, y su dureza era similar a la de un bate de béisbol!!!
El tipo, vuelve raudo y veloz a la cama, y tras un corto preludio de juegos amorosos, le hace el amor a su amiga, con tal vigor y furia sexual, que la bella y sexy amiga, queda totalmente satisfecha y extasiada ante tal vigor.
Repiten el acto sexual varias veces, hasta quedar los dos totalmente satisfechos.

El pene no le responde

Una vez terminado todo, se fuman un cigarro, terminan sus copas, y al hombre, le entra la curiosidad por saber qué se había puesto en el pene.
Se levanta, va al baño, enciende la luz, y busca la pomadita dentro del botiquín.
Después de un buen rato sin salir del baño, se levanta María de la cama, entra en el baño, y lo encuentra tirado en el suelo, boca arriba, totalmente inconsciente y con un tarrito en la mano en el que se puede leer:
"Pomada Bayer para callos y durezas extremas"
¡¡100% de efectividad!!
Se endurece, se seca, lo pudre y posteriormente se cae.
Puede usted estar seguro. 
Si es BAYER...

¡¡¡Es bueno y eficiente!!!

El pene no le responde

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR