martes, 29 de julio de 2014

Un peón, para llevar la carretilla de mano

Dos amigos de la infancia, se encuentran un día paseando por la calle. Al verse, se saludan efusivamente y después, hablan de sus respectivas vidas laborales.
Uno de ellos le dice al otro:
- Tío estoy súper agobiado. Desde que terminé de estudiar, no he conseguido ni un solo trabajo.

El amigo, que se siente mal por la suerte que tiene su amigo, le dice:
- José, si quieres, te puedes venir conmigo mañana. Mi encargado me ha dicho, que necesitan un peón, para llevar la carretilla de mano.
El amigo, -agradecido- le da las gracias, y acepta ir al día siguiente con su amigo a trabajar.
Al día siguiente, el amigo se presenta al encargado, y este le dice:
- ¿Este joven es el peón, para llevar la carretilla de mano?
Paco le contesta afirmativamente al encargado y este, le dice a José donde hay una carretilla, para que José la monte, y comience a trabajar.
Cuando es la hora del bocadillo, se encuentran los amigos con las carretillas respectivas dentro de la obra, y uno le dice al otro:
- ¡¡¡Paco, tío!!! ¡¡¡Has montado la carretilla al revés!!!! Jajajajajajajajaja. ¡¡¡Vaya peón de albañil que estás hecho tú!!! ¡¡¡Mira que eres tonto Paco!!! Y eso, que ya llevas tiempo trabajando en esto.
El amigo sin sentirse ofendido le contesta:
- ¡¡¡El tonto lo eres tú José!!!... ¡¡¡Tú!!! Que la has montado al derecho. Así todo el mundo te llama a ti, y te la llena de tierra para que tú la lleves.
Jajajajajajajajajaja. ¡¡¡Que torpe eres José!!!

Un peón, para llevar la carretilla de mano


MORALEJA: Más sabe el tonto en su casa, que el listo en la ajena.

Un peón, para llevar la carretilla de mano



No hay comentarios:

Publicar un comentario