martes, 1 de julio de 2014

Una mujer mayor mal educada

A primeras horas de la mañana, de un domingo de febrero en Sevilla,  había una panadería -de una de las calles comerciales del centro histórico de la ciudad-, con una cola inmensa de gente a sus puertas.
La panadería se encontraba cerrada, y todo el que llegaba a la cola, pedía la vez y aguardaba su turno. De pronto, llega una mujer mayor pidiendo paso a las personas de la cola, hasta ponerse justo la primera de la fila, justo delante de la misma puerta de entrada a la panadería.

Todos los allí presentes (al ver esto) comienzan a lanzarle improperios a la mujer mayor.
- Vieja mal educada, salgase de la cola y espere su turno. ¡¡¡Deje de colarse por la cara!!! ¡¡¡Será viva la vieja!!! ¡¡¡Joder con la tercera edad!!!
Los primeros de la cola, empujan a la mujer y la sacan de la misma.
La viejecita insiste nuevamente, se vuelve a meter de nuevo entre la gente, y se coloca de nuevo la primera junto a la puerta.
Esta vez, los comentarios jocosos, pasan a ser fuertes insultos.
- ¡¡¡Hija de puta, váyase a la mierda, deje de colarse y de ser mal educada!!! ¡¡¡Joder con la puta señora, que cara le echa la cabrona!!!
Los primeros de la cola vuelven a empujarla, e incluso alguno, le da una patada a la pobre señora, que le hace perder el equilibrio haciéndola caer al suelo.
La pobre mujer, se levanta del suelo como puede y enojadísima, les dice a todos los de la cola:
- ¡¡¡Váyanse todos y todas a la mierda, hijos de puta, ahora por maricones y zorronas, no les pienso abrir la panadería!!!

Una mujer mayor mal educada

Una mujer mayor mal educada




No hay comentarios:

Publicar un comentario