lunes, 18 de agosto de 2014

Dios bendiga

Una noche de verano, un padre escucha desde el otro lado de la puerta, como su hijo reza, antes de acostarse en la cama a dormir.
Dios bendiga
- Dios bendiga a mami, a papi, al tito José y a la abuela.
¡Adiós, abuelo!
Al padre, le parece extraña la forma de rezar de su hijo, pero pronto, se olvida del asunto sin darle importancia.

Al día siguiente, el abuelo muere repentinamente.
Casi tres meses más tarde, el padre escucha de nuevo como su hijo reza, antes de acostarse en la cama a dormir.
Dios bendiga
- Dios bendiga a mami, a papi y al tito José.
¡Adiós, abuela!
Al día siguiente, la abuela muere de muerte súbita.
Ahora el padre, se encuentra profundamente preocupado.
Dos semanas más tarde, escucha de nuevo al hijo mientras reza de noche…
Dios bendiga
- Dios bendiga a mami y a papi.
¡Adiós, tito José!
El padre se muestra tan preocupado, que no sabe qué actitud tomar, con los acontecimientos tras los rezos del hijo.
Al día siguiente, el tito José, muere de un infarto mientras duerme plácidamente.
Transcurren varias semanas, y un domingo antes de acostarse, vuelve a escuchar a su pequeño hijo rezar…
Dios bendiga
- Dios bendiga a mamá.
¡Adiós, papá!
El padre al oír esto, se pone tan, tan, nervioso que:
¡¡¡Casi le da un ataque al corazón!!!
No lo comenta con nadie por miedo, pero al día siguiente, se levanta temprano y se va a su trabajo como siempre.
Permanece todo el día trabajando, y regresa a su casa recién pasada la medianoche.
Por el camino a su casa, piensa…
¡¡¡SIGO VIVO, MI HIJO HA FALLADO CON SU PADRE!!!
Cuando llega a su casa, llega tan cansado, estresado, enojado y preocupado, que…
¡¡¡Ni siquiera le habla a su mujer al entrar!!!
Pasados unos minutos, lo primero que hace a continuación, es disculparse con su mujer por su inexplicable enfado y actitud despectiva.
- Perdóname cariño, cielo, pero es que…
¡¡¡Tuve un día terrible en el trabajo!!! ¡¡¡No sabes lo mal que lo he pasado hoy!!!
La mujer, al borde de la histeria, le contesta gritando exaltada…
- ¿TÚ, TUVISTE UN DÍA TERRIBLE EN EL TRABAJO?
¡¡¡YO, SÍ QUE LO TUVE AQUÍ!!!
Hoy, estaba en ropa interior con la bata de casa encima, vino el del butano, entro en la cocina a soltar la bombona, y cuando le iba a dar la propina como siempre…
¡¡¡SE MURIÓ DE REPENTE EN MEDIO DE LA PUTA COCINA!!!
Dios bendiga



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR