viernes, 1 de agosto de 2014

Un desdichado jugador

Un desdichado jugador
Un cliente habitual, de uno de los mayores casinos del mundo, estaba sentado en el bar del mismo, tomándose una copa. Se tomaba un Gin tonic, mientras descansaba de su angustioso e infortunado día, -de apuestas fallidas- en la ruleta.
Al mirar hacia el casino y dirigir su mirada hacia la ruleta, ve a un señor de mediana edad, que hace una fuerte apuesta, gana, y se va.
El cliente, picado por la suerte del señor que ha visto, sigue apostando su dinero en la misma ruleta, pero sin suerte alguna.
Ese día se marcha a casa, sintiéndose una vez más un desdichado jugador.

Al mes siguiente, se vuelve a repetir la misma situación anterior. El mismo señor de mediana edad, entra en el casino, hace una fuerte apuesta, gana de nuevo, y se va.
El cliente, picado de nuevo por la suerte del señor que ha visto, sigue apostando su dinero en la ruleta, pero de nuevo sin suerte alguna.
También ese día, se marcha a casa, sintiéndose un desdichado jugador.
Al mes siguiente, se repite de nuevo la misma situación. Nuevamente el mismo señor de mediana edad, hace una fuerte apuesta en la ruleta, gana de nuevo una importante suma de dinero, y se va sin más.
Al mes siguiente, (el cuarto mes consecutivo) se vuelve a repetir la misma situación dentro del casino. El mismo señor de mediana edad, hace una fuerte apuesta de dinero, vuelve a ganar de nuevo una importante suma, y se va del casino.
Cuando el afortunado señor se dirige hacia la puerta, -con la intención de salir del casino-, lo para intrigado el desdichado jugador y le dice:
- Mire usted, llevo mucho tiempo observándolo a usted minuciosamente, durante estos últimos cuatro meses que han pasado, no le he quitado ojo de encima.
Todos los días que usted viene al casino, he visto, que llega usted a la mesa de la ruleta, hace su apuesta, gana, y se va.
Vuelve usted de nuevo a la mesa de la ruleta al mes siguiente, hace su apuesta, gana, y se va.
Colega... ¡¡¡Así lleva usted los cuatro últimos meses!!!
¿Me podría usted decir, como lo hace? ¿Tiene usted algún método matemático, o informático?
El afortunado jugador de ruleta le contesta:
- Hombre, es que yo tengo un truquillo personal, que no me falla nunca.
- Y... ¿Podría usted explicármelo señor? Es para que yo me recupere un poquito económicamente, que estoy casi en la ruina oiga.
El señor angustiado por la tristeza del desdichado jugador le dice:
- Mire, con mucho gusto se lo explico amigo.
Yo, cuento las veces que hago el amor al mes, con mi mujer.
Que lo hago dieciocho veces... ¡¡¡Todo al dieciocho!!!
Que lo hago quince veces... ¡¡¡Todo al quince!!!
Que lo hago diez veces... ¡¡¡Todo al diez!!!
¡¡¡Y nunca me falla oiga!!! ¡¡¡Este método es infalible!!!
El ilusionado y agradecido jugador le contesta:
- Pues no te vayas amigo, que voy a probar yo ¡¡¡Cojones!!!
Se dirige hacia la mesa de la ruleta, y le dice al Croupier...
Un desdichado jugador

- ¡¡¡Caballero envío, los 30.000 euros que me quedan!!!
El Croupier que ve los 30.000 euros en la mesa le dice:

- ¿A qué número apuesta usted caballero?
El jugador piensa durante unos segundos y le dice:
- ¡¡¡Al uno!!!
El Croupier gira la ruleta, dispara la bola en sentido contrario, y comienzan a dar vueltas y vueltas, la ruleta y la bola.
Pasados unos instantes, -interminables para el desafortunado apostante- se para la bola y dice el  Croupier...

Un desdichado jugador
- ¡¡El cero!! ¡¡La banca gana!!
El señor con suerte en el juego -que le ha contado su sistema al apostante- le dice al desdichado jugador:

Un desdichado jugador

- ¡¡¡Quillo!!!... ¿Qué te ha pasado cojones?... ¡¡¡Porque este sistema a mí, nunca me ha fallado!!!
El desdichado jugador, le dice acongojado y cabizbajo...

Un desdichado jugador
- ¡¡¡Su puta madre!!! ¿Has visto tú, colega? ¡¡¡Eso me pasa por vacilar!!!
Un desdichado jugador

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR