domingo, 24 de marzo de 2013

La lavadora de los recién casados

Una pareja de sevillanos recién casados, deciden subir a la Giralda el día de su boda, para hacerse allí, algunas fotos para el álbum recuerdo de bodas.
Subiendo por las rampas, ella va delante de el por si resbalase ella, poder él sujetarla antes de que caiga hasta abajo.
Cuando llevan varias rampas subidas, a él le da por realizar un comentario, que a ella le ofende profundamente:
ÉL- Mari… no veas el culo que estas echando, se te está poniendo el culo como si fuera una lavadora.

Ella no quiso decir nada pero su silencio posterior al comentario lo decía todo.

Al llegar la noche y finalizado el convite y la fiesta, llegan a su casa. Después de pasarle el umbral en brazos, él le comenta, que tiene unas ganas locas de hacer el amor y que la desea.

ÉL- Mari tengo ganas de hacer el amor contigo, y estoy ansioso de tenerte en mis brazos ¿Qué te parece si nos ponemos manos a la obra?


ELLA- ¡Mira Juan! Para una prenda tan insignificante como esa, no pongo yo en marcha la lavadora. ¡Es un derroche de energía y está muy cara! ¡Así que lávala a mano!

La lavadora de los recién casados

La lavadora de los recién casados



No hay comentarios:

Publicar un comentario