miércoles, 27 de marzo de 2013

Masaje asiático con los pies

Un matrimonio  lleva casi 25 años casados.

Como remedio a la monotonía matrimonial, él al salir de trabajar, decide irse a pasar un buen rato con una asiática joven y bella, que hay en un club de alterne cercano a su trabajo.

Al llegar al club, lo primero que pide es que le hagan un masaje asiático con los pies, pero tiene la mala suerte, de que al dárselo le dejan un fuerte dolor de espaldas en la zona lumbar.


Cuando termina su fiesta particular pasadas dos horas, al llegar después a su casa....

EL- María, no veas el dolor de espalda tan fuerte que traigo hoy.

ELLA- ¿Que ha sido, otra vez la ciática?

EL- ¡Coño! ¿Cómo se habrá dado cuenta? ¡Qué lista es!


Ja, Ja, Ja, Ja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario