jueves, 30 de mayo de 2013

Usar el hilo dental adecuadamente

Dos amigos, se encuentran en un centro comercial, después de no haberse visto durante varias semanas.  Se saludan, y uno se interesa por el estado bucal del otro.

JUAN- ¡Hombre Paco! ¿Qué tal? ¿Cómo te fue en tu visita al dentista?

PACO- Bien, me aconsejo que para un mayor frescor, usase el hilo dental.

JUAN- Bien, y… ¿Cómo te sientes ahora que lo usas?


PACO- Pues… los huevos se me salen por los lados, pero que frescas tengo las nalgas.

Ja, Ja, Ja, Ja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario