sábado, 18 de mayo de 2013

En el amor nada es lo que parece

Que en el amor nada es lo que parece, creo que tod@s nosotr@s lo tenemos muy claro ¿No?
En este chiste podemos ver, como en las relaciones amorosas, podemos ver y escuchar cosas, que luego no tienen nada que ver con la realidad. Si te llama la atención saberlas continua leyendo.


¿Hola, mi reina? ¿Cómo estás, mi amor? ¿Bien?

Sí, cielo mío, ¡muy bien!... 

¿Y los niños, están bien?

No te preocupes amor, están muy bien... 

Perfecto, mi vida. ¿Ya almorzaron? 

Sí, almorzaron muy bien, se lo comieron todo cielo. 

¿Si? ¡Qué bien! Dime, preciosa, ¿qué cocinaste para la cena? 

Lomo a la pimienta, con guarnición de patatas al horno... como a ti te gusta, mi amor.


- Uhmmmmmm. ¡Mi plato preferido!... ¡Te adoro divina! siempre complaciéndome... Y dime... ¿todo tranquilo por casa?

En el amor nada es lo que parece
Todo bien, te espero con la comidita caliente y luego, el postre que a ti tanto te gusta (en tono picantón y malicioso)...

No me digas esas cosas nena, que me dan ganas de coger un avión hacia allá ahora mismo... ¿Me prometes que esta noche, te pones ese picardías que tanto me gusta? 

- Como tú mandes dulzura, sabes que soy tu esclava en todo...

¿Sí? ¡Así me gusta! Gracias cosita mía, eres mi reina, es por eso que te quiero tanto... Bueno amorcito, ahora pásame a mi señora un momento, ¿Vale? 


¡¡¡¡Señoraaa!!!! ¡¡¡La llama su esposo el Presidente!!!

En el amor nada es lo que parece

No hay comentarios:

Publicar un comentario