domingo, 3 de noviembre de 2013

El asilo y la clínica contra el tabaquismo

Un hombre de 82 años, internado en un asilo de pago, está manteniendo una conversación, con su hijo de 50 que ha ido a visitarlo, y le dice:


- Hijo… estuve internado en una clínica, en la que te quitaban a ostias, las ganas de fumar.
- Padre… ¡Pero si estas fumando!
- Si hijo, si… pero sin ganas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR