martes, 5 de noviembre de 2013

Un enfado matrimonial con inquina

Un matrimonio con un enfado monumental, (por culpa de las familias de ambos), viaja en coche por una carretera comarcal.


Al acercarse a una finca rural, la mujer ve a unos cerdos que comen bellotas bajo las encinas, y le dice al marido:


-      ¿Y esos cuatro qué?... Familiares tuyos ¿verdad?
Y el marido le contesta con sarcasmo e inquina...
-      Si, son mis suegros con mis cuñados. ¡Están de picnic!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR