jueves, 31 de octubre de 2013

Un farmacéutico con problemas de habla

El farmacéutico que no hablaba muy bien, entra un cliente en la farmacia y le pregunta:

- Buenas tardes, ¿Tiene usted betadine?

El farmacéutico con dificultad le contesta:

- Buenad tadde. No nod queda di un bodtecito de bedtadine. Do ciento mudcho zedñor.


El cliente entonces le contesta:

- Pues entonces yodo.

A lo que el farmacéutico responde:

- Po lloda to lo que quieda, pedo ez que no me queda di un bodte miadma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR