viernes, 18 de abril de 2014

El buen ladrón

Esto es un matrimonio, que estaba durmiendo tranquilamente, cuando... A las cuatro de la mañana, se escucha un ruido en la planta baja de su casa.
Con el miedo generalizado que hay a los robos, le dice la mujer al marido:

- Manolo... Me parece que abajo, hay gente trasteando el piso. ¡¡¡Vamos a mirar!!!
Entonces, se levanta el hombre de la cama, baja hasta la planta baja de la casa, y se encuentra a un ladrón, en plena faena y robando todo lo que encuentra.
El marido al verlo, le dice gritando:
- ¡¡¡Oiga!!! ¿Que hace usted ahí?
El ladrón al verse sorprendido in fraganti le dice:
El buen ladrón
- Perdón... ¡¡¡No mire usted... Que yo no vengo a matar a nadie... Que yo, a lo que vengo, es a robar!!! Pero... Ya me han visto ustedes la cara, y ahora, os tengo que matar a los dos.
El matrimonio, se queda totalmente sorprendido por lo que está pasando. En ese momento, les dice el ladrón:

- Señora, por caballerosidad y delicadeza, voy a empezar por usted, pero que conste que... Yo no venia a matar. Yo venia a robar nada más. Pero... Señora... ¡Lo siento mucho! Dígame señora... ¿Como se llama usted?

La mujer, muy asustada y nerviosa, le contesta:
- Yo me llamo María Teresa.
El ladrón cambia la cara, y muy contrariado, le contesta:
- ¡¡¡Ea!!! ¡¡¡Ya no la puedo matar!!! Porque claro... María Teresa se llamaba mi madre, y yo, como voy a matarla, si se llama usted igual que mi madre. ¡¡¡Usted se salva señora!!! Yo no puedo matarla llamandose usted María Teresa.
Entonces el ladrón, se dirige al hombre y le dice:
- ¡Amigo! Pero usted... ¡Lo siento mucho de verdad! Pero usted... Ya tiene que caer, usted, la tiene que palmar. Pero, de verdad le digo señor, que yo no venia a matar a nadie, que yo solo venia a robar. Pero... Usted me ha visto la cara, y ahora, lo tengo que matar. ¡¡¡Dígame señor!!! ¿Usted como se llama?
Entonces el hombre, muy nervioso y asustado, le contesta:

- Yo me llamo Manolo pero... En el pueblo, todo el mundo me dice María Teresa.


El buen ladrón

No hay comentarios:

Publicar un comentario