lunes, 23 de diciembre de 2013

Una buena oferta de empleo en Sevilla

Un Sevillano con dos carreras Universitarias, un Máster, y parado de larga duración, se persona en una Oficina de Empleo de Sevilla (zona centro), buscando si había alguna oferta de empleo interesante, o que se ajustase a su currículum personal.
Después de esperar más de dos horas en la oficina, observa en uno de los tablones de anuncios, un anuncio en el que se solicita a un...
"Asistente con formación universitaria, para ayudar a Ginecólogo en consulta".
Muy interesado por la oferta de empleo, se acerca al mostrador y le dice a la señora que está en el mostrador de información:
-¿Me puede usted informar y dar más detalles acerca de ese puesto de trabajo?



La Sra. de información, comienza a revisar sus archivos en el ordenador, y pasados unos minutos le dice:
-¡Ahhh sí... bien, aquí está!
El empleo consiste en la preparación minuciosa de las damas y jovencitas, para su examen posterior por el ginecólogo titular de la consulta.
Usted debe ayudar a las mujeres que vayan a ser atendidas, a desnudarse completamente, lavar con suma delicadeza sus partes íntimas, aplicarles espuma suavemente con la mano, y rasurarles (con sumo cuidado y delicadeza) todo el vello púbico, hasta que sus ingles, queden totalmente desprovistas, de cualquier indicio de vello anterior. Después, deberá untarles con aceites olorosos, relajantes y suavizantes para bebés, las ingles y los senos, para que posteriormente, las revise el doctor y emita el informe médico post exploración.



Las condiciones económicas y laborales que se ofrecen son:
Para empezar, se ofrece un contrato en practicas de dos años, sueldo mensual de poco más de 5.000 €, 3 pagas extras, un plus de productividad a final de año (si se da un buen servicio y se cumplen objetivos), 45 días de vacaciones pagadas, doce días de asuntos propios retribuidos, y si está usted interesado, tendrá que desplazarse hasta Málaga.
-¡No hay ningún problema! (interrumpe el muchacho), yo lo que quiero es trabajar, y hacerlo en Málaga, es como trabajar en Sevilla. ¡Qué más da!
-No me ha entendido bien señor, o yo no me he explicado. El trabajo es aquí en Sevilla, a lo que tiene que ir a Málaga es a ponerse en la cola para entregar la solicitud aquí.
Allí, es donde me han dicho hace un momento, que está el último de la cola.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR