lunes, 5 de mayo de 2014

Llamada telefónica impertinente 2

Llamadas telefónicas impertinentes 2

Primera llamada telefónica

Sevilla, 15 de Julio, las cuatro de la tarde, 43º a la sombra, mujer ama de casa que después de un día de perros, decide echarse una siesta. Suena el teléfono, y es una operadora de Vodafone, que llama desde Perú.


- ¿Hola, señora Rodríguez? Habla Dora.
La mujer furiosa como un demonio contesta:
- ¿Habladora? ¡Habladora tu puta madre!

Segunda llamada telefónica
Vallecas, una chavala de diecisiete años, llama por teléfono preguntando por su novio.
¡Tuuut! ¡Tuuut! ¡Tuuut!
Cuando le descuelgan el teléfono pregunta:
- ¿Está José María?
La señora que le contesta no está de humor y le dice:
- No, está María José.
La vallecana con mucho desparpajo le contesta:
- Upps, pues entonces… ¡He marcado el número de teléfono al revés!

Tercera llamada telefónica

Agosto, 42º a la sombra, hora de la siesta en Lepe, llaman por teléfono a una casa y dicen:

- ¿Oiga? Servicio de atención al cliente de Orange ¿Es ése el teléfono, seis dos nueve, uno uno, uno uno, uno uno?

Y el lépero muy cabreado le responde:

- ¡¡¡No pelmazo!!! Este es el teléfono, seis dos nueve, once, once, once. ¡¡¡Deja de molestar y vete al carajo!!!


Cuarta llamada telefónica
Murcia, ocho de la mañana de un sábado de enero. Suena el teléfono ¡Riinggg! ¡Riinggg!
Descuelgan el teléfono y preguntan:
- ¿Oiga? ¿Ahí lavan la ropa?
La mujer, que pensaba despertarse algo más tarde contesta enojada:
- ¡¡¡No!!!
El muchacho en tono guasón contesta:
- ¡¡¡Joder!!! ¡Que guarros son ustedes!

Quinta llamada telefónica
Badajoz, nueve de la mañana, suena el teléfono… Ring, Ring. Descuelgan y dicen:
- Hola, carnicería Gómez, ¿Qué se le ofrece?
El chaval que está al otro lado del teléfono, pregunta:
- ¿Tiene usted manos de cerdo?
El carnicero amablemente le contesta:
- Sí. Si que tengo manos de cerdo.
Entonces burlonamente, el chaval contesta…
- ¡¡¡Pues, láveselas guarro, que está usted tocando comida!!!

Última llamada telefónica

Sevilla, cuatro de la tarde del mes de julio, restaurante chino “La Muralla” suena el teléfono… Ring, Ring. Habla una persona y dice:

- ¿Hola? ¿Está Alberto?

Y responde un chinito:

- ¡No, ta celao!

Llamadas telefónicas impertinentes 2




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR