jueves, 29 de mayo de 2014

Violencia de género

En Sevilla, concretamente en Coria del Rio, una señora vecina del pueblo, avisa muy asustada al 112 para que acuda la policía, ella piensa que es testigo de un caso de violencia de genero.
La mujer decide llamarlos, porque llevaba toda la tarde, escuchando a una de sus vecinas, dando gritos pidiendo socorro.
Al personarse un patrullero, del Cuerpo Nacional de Policía en el lugar de los hechos, se apresuraron a comprobar, qué estaba ocurriendo en el interior de la casa de la que provenían los gritos de socorro.

Tras llamar al timbre -dando órdenes de que abran la puerta inmediatamente- abre la puerta de la casa, un joven apuesto, totalmente desnudo y con el miembro erecto.
La policía lo interroga para recopilar datos, saber de los hechos, y le apremian, a que diga inmediatamente dónde está la mujer maltratada y victima de violencia de genero.
Entonces el joven, -muy asustado por el devenir de los acontecimientos- les dice con voz entrecortada:
- Señores agentes, aquí no hay ninguna maltratada, ni victima de violencia de genero, aquí la que está conmigo, es mi novia.
Los agentes entonces, -con interrogatorios- le presionan para que diga, dónde está su novia, ya que los vecinos, la han escuchado dar gritos, pidiendo socorro.
Aliviado el joven, por los comentarios vertidos, les contesta:
- Señores agentes, mi novia está arriba, totalmente desnuda, y en mi cama, pero no pedía socorro... Daba gritos y decía...

Violencia de género


- “Ahhh, me corro, me corro”

Violencia de género

No hay comentarios:

Publicar un comentario