miércoles, 18 de junio de 2014

El primer salto en paracaídas de Manolito

El Teniente Coronel de la brigada paracaidista, que tiene un familiar tontito, y todos los días (uno tras otro) desde por la mañana hasta por la tarde, le da la tabarra con la misma cantinela.
- ¡¡¡Yo me quiero tirar en paracaídas!!! 
¡¡¡Porque yo me quiero tirar!!! 
¡¡¡Yo me quiero tirar en paracaídas!!! 
¡¡¡Vamos Teniente Coronel, déjame tirarme!!! 
¡¡¡Déjame tirarme, Teniente Coronel!!!

El Teniente Coronel, haciendo uso de una extrema paciencia, le dice:
- ¡No Manolito! Tú quédate aquí a ayudarnos, ayúdanos a meter los paracaídas en sus mochilas, a cargarlos en los aviones, a todo lo que sean tareas de mantenimiento de la Brigada Paracaidista.
Manolito, sigue erre, que erre con su idea, y le contesta:
- ¡¡¡Pos yo me quiero tirar en paracaídas!!!  
¡¡¡Yo me quiero tirar!!!
Tanta lata le dio Manolito al Teniente Coronel, que al final este, accedió al deseo de Manolito y un día, le dijo:
- ¡¡¡Venga Manolito, hoy te vas a tirar en paracaídas!!! Atiéndeme.
Te vamos a poner dos paracaídas, uno que es el bueno, -el de salto-, y el otro, que es el de emergencias, por si no se te abre el primero.
Préstame mucha atención Manolito, cuando alcancéis la altura de salto, se abrirá la escotilla del avión para que saltes al vacío. Después de que saltes, esperas unos 40 segundos, y tiras de la primera anilla. Si no se te abre el paracaídas, esperas 25 segundos y tiras de la anilla del de emergencias. Cuando llegues abajo, habrá un tío esperándote con una moto, que te traerá de nuevo, de vuelta a la base.
¡¡¡Venga Manolito, ánimo y al avión!!!
Se monta Manolito ilusionado en el avión, le colocan los dos paracaídas, y el avión despega.
Manolito que se agarra al asiento, -clavándole las uñas como si fuese un gato- y poco después, (a 5.000 metros de altura) la escotilla de salto  se abre.
Manolito se acerca andando hasta el borde de salto, y efectúa su primer salto en paracaídas.
Cuando lleva unos 40 segundos cayendo, Manolito tira de la primera anilla y...
- Ufff, esto no se abre, ¡¡¡Mal empezamos!!! 
Vamos a tirar de la otra anilla, la de emergencias...
Manolito, -que sigue cogiendo velocidad en la caída-, tira de la segunda anilla y...
- Ufff, este tampoco se abrió. 
¡¡¡Que mal rollo!!! 
¡¡¡Verás tú!!!
Manolito, cae sin control y a una velocidad impresionante y vertiginosa, cuando dice enojado:

El primer salto en paracaídas de Manolito

- ¡¡¡Verás como tampoco va a estar el tío de la moto, y me voy a tener que ir andando hasta la base!!!

El primer salto en paracaídas de Manolito

No hay comentarios:

Publicar un comentario