miércoles, 25 de junio de 2014

Rebaja en la factura de hotel

Un señor, se va de vacaciones de verano con su mujer. Como su principal deseo es que ella disfrute al máximo, eligen el viaje y hotel que les recomienda la agencia, pues les argumentan, que les harán rebaja en la factura de hotel.
A su llegada al hotel, y tras observar las instalaciones, el establecimiento aparentaba ser muy lujoso y parecía tener un precio razonable, si se comparaba con las comodidades ofrecidas.Pues bien, mientras estuvieron allí alojados, todo fue sobre ruedas, hasta que llegó el momento de pagar la cuenta.

Cuando llegan al mostrador de recepción, el señor, le pide la cuenta al recepcionista y...
La factura se había disparado hasta unas cifras totalmente desorbitadas.
El hombre, se dispuso lógicamente, a cursar la correspondiente queja por escrito, puesto que en la agencia de viajes, el presupuesto que les habían facilitado, era bastante más barato que la factura emitida, y además, les dijeron que les harían una rebaja en la factura de hotel.
Viendo que le asiste la razón, le dice al recepcionista:
- Oiga, verá, es que, he estado mirando la cuenta, y aquí hay cosas que creo que están equivocadas.
El recepcionista lo mira y le dice:
- A ver, dígame señor. ¿Qué es lo que usted ve raro?
- Mire usted, aquí dice: "Por uso continuado de piscina 400 euros", y ni yo ni mi mujer hemos ido un sólo día a la piscina. ¿Cómo puede ser esto?
El recepcionista toma aire y les contesta lo siguiente:
- Ya, pero hay piscina en el hotel, la tenían a su disposición, y si no la han usado es su problema, no del hotel.
El señor vuelve a aludir a la factura emitida y dice:
- También dice: "Por uso habitual de la biblioteca: 200 euros" y ni siquiera sabíamos que existía una biblioteca.
El recepcionista, haciendo uso de un lenguaje muy calmado, le contesta.
- Mire usted, existe una gran biblioteca en este hotel, y si no la han usado, eso es algo que a nosotros, no nos importa en absoluto.
El señor, con una indignación monumental, le recalca:
- ¿Y qué me dice de lo de? "Por consumo de bebidas en el mini-bar: 630 euros". ¡¡¡Ni mi mujer ni yo, hemos probado una sola gota de alcohol del dichoso mini-bar!!!
El recepcionista con gran habilidad, vuelve a salirse por la tangente, diciéndole al señor:
- ¿Qué quiere usted que yo le diga? Ahí lo tenían ustedes, si no lo han usado... Pero bien... Dejemos de darle vueltas a la factura señor. Todos estos servicios, han estado a su entera disposición, si ustedes no han hecho uso de ellos, no es culpa del hotel.
El señor entonces, cambia la cara, pone una sonrisa irónica en su boca, y le dice al recepcionista:
- Bien señor. Según usted, la cuenta asciende a 4.800 euros ¿Verdad? Pues bien, aquí le dejo 1.800 euros y damos por zanjada la cuestión. ¿Estamos de acuerdo?
El recepcionista con los ojos abiertos como platos, no sale de su asombro y contesta:
- ¿Cómo dice usted? Debe usted haber perdido los papeles señor. ¿Cómo va a ser ese el importe?
El señor vuelve a insistir -esta vez-, poniendo cara de convencimiento total.
- Pues sí. Lo que ha oído usted. 1.800 euros es lo que yo creo que importa la factura.
 Entonces, el recepcionista del hotel, protesta indignado.
- Pero señor, faltan 3.000 euros ¿Está usted loco? ¿Quiere que me despidan? ¡¡¡Eso es una rebaja en la factura de hotel inasumible por nosotros!!!
El señor vuelve a reafirmarse en sus planteamientos y contesta:
- Sí señor, pero es que... Usted no ha tenido en cuenta, lo que yo les cobro por follarse -todos ustedes- diariamente a mi mujer.
Rebaja en la factura de hotel
El recepcionista sin entender nada contesta:
- ¡¡¡Pero si no la hemos tocado!!! Le juro a usted, que ni un solo empleado de este hotel, ha hecho el menor intento de fornicar con su mujer.
Entonces el señor haciendo uso de la misma arma esgrimida por el hotel contesta:
- Sí, pero ahí la tenían ustedes, a su entera disposición.
¡¡¡Si no lo habéis hecho, es vuestro problema, no el mío!!!
Rebaja en la factura de hotel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR