sábado, 4 de enero de 2014

Alberto Ruiz-Gallardón odisea del aborto 2014

El Gobierno español, aprobó el pasado viernes 20/12/2013 la ley del aborto más restrictiva que conoce nuestra joven  democracia, a la que pondrá nombre el Ilustrísimo señor D. Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia.
Interrumpir el embarazo, dejará de ser un derecho de la mujer en las primeras 14 semanas —un derecho que existe tan solo, desde que fuese aprobado en 2010, siendo ministra de Igualdad la señora Bibiana Aído Almagro— y volverá a ser un delito despenalizado en ciertos supuestos, como lo era con la Ley de 1985 aprobada por el PSOE.
Pero esos supuestos se reducen, y la posibilidad de la mujer de acogerse a ellos se restringe bastante. Solo habrá dos supuestos: la violación y “el grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la mujer”.
Serán de nuevo los médicos —con requisitos mucho más estrictos que en 1985 y un procedimiento más largo— los que decidirán si ese peligro existe o no.
La presencia de malformaciones fetales gravísimas, ya no será motivo de aborto, aunque sí lo será, el efecto psicológico que eso pueda tener en la embarazada.
La nueva normativa (pendiente aún de su aprobación) se llamará “Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada”, por ese orden.
Según el ministro, la ley vigente, aprobada por el PSOE en 2010, vulnera el “equilibrio” en la protección de los derechos del feto, y los de la mujer (que impuso el Tribunal Constitucional en su sentencia de 1985), porque “desprotege” al nasciturus en las primeras 14 semanas de embarazo.

Analizando todo esto, yo me pregunto... 
Si a una mujer le dicen, que su hijo trae una grave malformación que le impedirá vivir dignamente, que le hará dependiente toda su vida y la madre decide que no quiere tenerlo... ¿Qué o quién, es el que da poder a una persona o personas, para poder sentenciar a otras, (madres e hijos) a vivir un constante sufrimiento? ¿Acaso no es bastante castigo para alguien, saber que el hijo que espera, trae graves malformaciones o taras invalidantes?
¿Hay que castigarlos a vivir toda una vida de sacrificios y sufrimientos mutuos, si la madre no quiere tenerlo?
¿Hay que estigmatizarlos de por vida?
¿Garantiza el gobierno con esta ley, que recibirán apoyos sociales y cuidados paliativos, hasta que fallezcan los nasciturus? 
No creo yo que sea así, NO, cuando no hay para garantizar, que los que ahora están vivos y son dependientes las reciban.
Ante una grave crisis como la que estamos viviendo, en la que se llevan a cabo todo tipo de recortes sociales... ¿Es lógica, una ley que promueve la dependencia de un ser humano de otro, para vivir toda la vida?

Dejen ya los dogmas, las ideas y creencias personales, los mandatos partidistas interesados y legislen, pensando en el bien más preciado de cualquier persona adulta “La libertad e independencia, para poder vivir dignamente sin depender de nadie”

PASADAS UNAS INTERMINABLES SEMANAS, EN LA CONSULTA SUCEDE...


¿Hay alguien en este mundo que se crea poseedor de la suficiente moral, como para condenar a alguien, a vivir toda una vida dependiendo de los demás para subsistir?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR