viernes, 24 de enero de 2014

El representante farmacéutico y su mujer infiel

Un hombre casado desde hace cinco años -con una bellísima y exuberante rubia- y representante comercial de una gran firma farmacéutica europea, sale de viaje y se dirige hacia el norte de Canadá. El motivo de su viaje es: promocionar una línea de nuevos productos farmacéuticos.
El viaje, se demora en el tiempo un poco más de la cuenta, y cuando el viajante llegó a su casa, 
-después de haber pasado todo un mes de viaje por Canadá- le dijo a gritos a su mujer:
- ¡¡¡María!!! ¡¡¡Vengo más caliente que los palos de un churrero!!! ¡Estoy que no me puedo aguantar más, ve  quitándote la ropa y duchándote, que te voy a echar el polvo más fogoso, cafre y ardiente de toda tu vida!
Entraron en la habitación, -quitándose la ropa mutuamente- se ducharon juntos, se metieron en la cama e hicieron el amor de una manera animal, salvaje, brutal, bestial y muy, muy escandalosa.
Fue tal el ajetreo y el ruido que formó la cama con sus golpes contra la pared -que daba al vecino-, que al poco rato de empezar con la faena, escucharon unos fuertes golpes al otro lado de la pared, acompañados por las enojadas y coléricas voces del vecino que decía:
¡¡¡Ya está bien con el puto ruido coño!!! ¡¡¡Hay que ver que escándalo, y que formas de hacer el amor!!! ¡¡¡Todo el puto mes igual, JODER!!! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR