jueves, 9 de enero de 2014

Un almuerzo con disgusto

En un restaurante chino de la zona centro de Barcelona, entra una pareja de turistas japoneses con la intención de almorzar. Al entrar, solicitan una mesa con intimidad, piden la carta del menú, y cuando han hecho el pedido de lo que desean degustar, el hombre con aspecto muy enojado y el rostro desencajado se pone a discutir a gritos con su pareja.
Entonces…
El hombre grita: 
- ¡¡¡Sukitaki!!!
La mujer le contesta: 
- Kowanini
El hombre continúa con voz alzada: 
- ¡¡¡Toka a anji rodi roumi yakoo!!!
La mujer entonces se pone de rodillas y le suplica con lagrimas en los ojos… 
- ¡¡¡Mimi, mimi, naloundinda tinkobuji!!!



Todos los del restaurante, permanecían atónitos y pendientes al espectáculo dantesco de la discusión y la humillación que parecía estar sufriendo la mujer. 
Todos los presentes le gritaron al hombre: 
- ¡¡¡Ramen yahiro akihabara!!!
El hombre con una insensibilidad desmedida le recrimina a la mujer: 
- ¡¡¡Na miaou kina tim kouji!!!




Después de haber llegado leyendo hasta aquí, ahora yo te pregunto…

¿Qué coño haces leyendo este chiste como si tú entendieses japonés?

¡¡¡Hay que joderse!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario