miércoles, 1 de enero de 2014

Una embarazada hambrienta

Una mujer embarazada, está en la cocina preparando el desayuno para la familia. Se gira para coger la mantequilla del frigorífico, y ve que su hijo de cuatro años la está mirando fijamente desde un rincón de la cocina. Al verlo así, con cara de preocupación, la madre le pregunta:


- Carlitos, cariño... ¿Qué te pasa que me miras tan fijamente? ¿Quieres algo de comer?
Carlitos haciendo uso del característico desparpajo de los niños pequeños le pregunta a su madre:
- Mamá, ¿Que te pasa en la barriga que la tienes tan gorda? ¿Que tienes dentro?
- Un niño Carlitos
- ¿Y quién te lo dio?
- Papá, papá me lo dio, para que te trajese un hermanito.
Entonces el niño, corre exaltado y llorando buscando a su padre al que le dice sollozando:
- Papá, papá... no le des mis hermanitos a mamá, porque tiene mucha hambre y se los come.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR