lunes, 27 de enero de 2014

La crisis y la mendicidad

Debido a los cambios económicos mundiales, y a la corrupción existente en todo el mundo, (por parte de políticos, empresarios y banqueros) siempre son las mismas personas, las que están abocadas al fracaso y la mendicidad.
Personas con poca formación o ninguna, personas con difícil inserción laboral -por su poca o mucha experiencia- y personas con una edad comprendida, dentro del margen de exclusión determinado por los empresarios, que al final, son los responsables de las contrataciones.

En estos momentos de crisis, y de dificultades económicas tan severas para muchos ciudadanos    -que se han visto abocados a practicar la mendicidad-, todavía existen personas que piensan, que la mendicidad es algo que ellos -los mendigos- han escogido libremente como su forma de vida, y piensan, que sus problemas (los de los mendigos) derivan, de su mala cabeza para organizar y planificar sus vidas correctamente.
Muchas personas ven la mendicidad, como algo malo y pernicioso, que a ellos “jamás les podrá pasar”.
No se paran a pensar, que muchos de los mendigos de hoy día, pertenecían a la clase media, hace tan solo unos años y los menosprecian, haciéndoles ver, que la situación que tienen y padecen es, porque se lo han buscado ellos mismos, con su actitud negativa ante la vida.
No sé si la siguiente imagen os aclarara todo lo dicho, pero muestra como algunos, ven los problemas y las soluciones, de la mendicidad.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario