miércoles, 15 de enero de 2014

S.O.S. Especies en peligro de extinción

En España, existen un número de especies animales, que de no poner remedio entre todos nosotros, terminaran perdiéndose para siempre. Algunas de estas especies os las describo a continuación, por si son de vuestro interés, son:
La Cigüeña Negra, el Lince Ibérico, el Quebrantahuesos, el Oso Pardo, el Urogallo Cantábrico, la Foca Monje del Mediterráneo, el Lagarto Gigante del Hierro, el Camaleón Común, o la Tortuga Mora entre algunos.
No sé, si me dejo alguno olvidado en el tintero,  
-puede que haya alguno más-.

Pero de unos años hacia acá, -concretamente desde que comenzó la crisis- se está observando un extraño fenómeno extintivo, que está acabando con un gran número de especímenes urbanos autóctonos, que hasta ahora, disfrutaban del derecho al espacio vital y a la supervivencia pacifica dentro de la sociedad española, así, como a un mínimo de garantías sociales.
Este extraño fenómeno, llamado por todos los expertos “Recortes sociales y laborales, necesarios para salir de la crisis en España” está acabando con un gran número de ejemplares -típicos hasta hace poco- de la fauna urbana nacional.
Intentaré ser objetivo y hacer una descripción, lo más ajustada a la realidad que me sea posible, dadas mis limitaciones técnicas de análisis estadístico social.
Comienzo a describíroslas a continuación, son: maestros, médicos, enfermer@, auxiliares, conductores, peones de todos los sectores, cajer@s, mecánicos, agricultores, albañiles, pintores, vigilant@s de seguridad, limpiadoras, cocine@s, camarer@s, barrender@s, técnicos de todo tipo, funcionarios y afines, y un largo etcétera que ocuparía mucho espacio en la publicación.


Sin embargo, existen unas especies depredadoras entre nosotros (el pueblo español), que no para de crecer y desarrollarse sin límites ni control alguno, son: políticos corruptos, empresarios usureros y defraudadores, banqueros tiranos y un numero incontable de allegados del tipo carroñero, que viven pegados como parásitos, a los especímenes descritos anteriormente. Últimamente, también se ha visto como se desarrollaba una nueva especie 
-también depredadora-, que ha pasado desapercibida por estar muy vinculada a la clase trabajadora, son: los sindicalistos corruptos. 
Estos especímenes, han estado depredando con voracidad todos los recursos financieros que estaban destinados a la formación para los trabajadores/as españoles en general, y los han usado en beneficio propio, consiguiendo desarrollar unos estómagos acumuladores monetarios nunca antes vistos.
La fuerza devastadora con la que estos depredadores, está atacando al pueblo español, pasara a los anales de la historia contemporánea, como una de las fuerzas no naturales, más destructivas y devastadoras, de los últimos tiempos vividos en nuestro país.

Si el pueblo español, no le pone trabas al desarrollo desmesurado y sin control, de este tipo de depredadores sociales y sus parásitos allegados, -que viven en España-, pronto veremos el declive y desaparición del pueblo español, que hemos conocido hasta ahora, tal y como la historia, nos ha mostrado el declive y desaparición, de otros pueblos del mundo extintos con anterioridad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR